Fábrica Militar lleva incorporados 33 trabajadores en un año y medio

Fábrica Militar Río Tercero informó hoy que reincorporó cuatro trabajadores que habían sido despedidos en 2018, con los cuales son 33 los operarios que se incorporaron a esa planta industrial de estado nacional en los últimos 20 meses, cuando comenzó la gestión de José María López. SIGUE ABAJO

“Estamos muy contentos porque reincorporar trabajadoras y trabajadores despedidos por el gobierno anterior era uno de los objetivos principales de nuestra gestión”, expresó el director de FMRT José María López. SIGUE ABAJO

“Nos gustaría que fueran más las reincorporaciones, porque sabemos que el trabajo dignifica, pero las realizamos paulatinamente, a medida que aumentamos los niveles de producción y firmamos nuevos convenios con distintas entidades”, agregó. SIGUE ABAJO

En el año 2018 hubo dos tantas de despidos en Fábrica Militar, que sumaron en total 100 operarios, en el marco de programa de reducción de personal y de reducción de contratos de trabajo. SIGUE ABAJO

Desde que asumió José María López en la dirección, en agosto de 2020, FMRT sumó 33 personas a su plantel, de las cuales la gran mayoría, quizá 30, fueron operarios despedidos en 2018. SIGUE ABAJO

“Con mi familia tenemos una mezcla de alegría y felicidad muy grandes, con una cuota de ansiedad también”, comentó Sergio Tula, operario reincorporado que se había desempeñado hasta el 2018 en el sector forja y mantenimiento de la planta mecánica. SIGUE ABAJO

Andrea Nievas trabajó primero en el sector mantenimiento general y luego en el departamento de compras. “Volver es emocionante, no solo por recuperar el trabajo, sino por ver nuevamente a los compañeros. Yo siempre sentí a la Fábrica como mía. Mi papá trabajó y se jubiló acá, mi familia es fabriquera”, comentó Andrea. SIGUE ABAJO

Diego Brizuela, de familia fabriquera (su padre trabajó 38 años en la planta de ácido nítrico) ingresó a FMRT en 2001 como soldador en el sector mantenimiento de producción química. “Fui despedido en el 2018 sin causa alguna como casi todos los compañeros y compañeras despedidos”, recordó. SIGUE ABABAJO

Germán Piccirillo fue bombero de turno durante 13 años en FMRT y antes había trabajado en la portería. “La mitad de mi vida estuve adentro de la Fábrica. Fue un golpe durísimo el despido, una tristeza inmensa que inclusive hoy, más allá de estar muy contento con la reincorporación, en el fondo ese miedo de perder el trabajo queda latente. De todas maneras, la sensación de volver a caminar por donde caminé por primera vez hace 20 años, es una alegría indescriptible”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.