Haydée Paula Reartes: Hay que ayudar al prójimo que necesita

Quién es la mujer de Monte Grande que recibió el premio Zoila 2021

Haydée Paula Reartes fue muy aplaudida ayer cuando recibió la distinción Zoila 2021 que entregó el Concejo Deliberante. Pero quién es esta mujer que este reconocimiento visibilizó entre otras que también recibieron la distinción (Luciana Mengo y Ana “Coca” Gritti) y menciones, las que resultaron ser más conocidas.
La mujer de barrio Monte Grande fue ovacionada ayer cuando habló. “Que Dios bendiga a todas las mujeres y que seamos muchas las que ayudemos, no para recibir nada sino para ayudar al prójimo que necesita”, dijo al recibir su reconocimiento. SIGUE ABAJO

Haydée nació en el paraje Monsalvo en cercanías de Las Bajadas en 1942. Tiene 79 años. Vivió su infancia en el marco de una numerosa familia rural. Fue la octava hija y hermana menor de 7 varones. Fue criada hasta los 7 años por una tía, producto de la acentuada reticencia de su madre bilógica, situación que la marcó profundamente. Al poco tiempo, fue entregada al cuidado de una enfermera de Córdoba. Su padre pasaba largos periodos de ausencia temporal en virtud del trabajo rural. A los 10 años contrajo Nefritis severa por lo que estuvo 2 años internada en el Hospital de Niños. Cuando recibió el alta fue internada en el Colegio de Adoratrices Argentinas (Actual Instituto Inmaculada Concepción de María – Adoratrices), donde transcurrió su vida hasta los 19 años, sin recibir prácticamente visita alguna durante casi una década, transitando una vida de claustro. Allí se recibió de profesora de bordado. En 1960, a los 19 años abandonó el colegio para trabajar en una panadería. Luego de unos años ella intentó comunicarse con su padre, quien había fallecido en 1961, buscando y anhelando un reencuentro con su única hija. SIGUE ABAJO

Formó parte activa de la Legión de María en la iglesia del Inmaculado Corazón, lugar dónde realizó un intenso y activo apostolado en villas de Córdoba. Allí conoció la crudeza de las necesidades insatisfechas y también la grandeza del corazón de los humildes, asistiendo de su propio sueldo los gastos de farmacia y alimentación de las familias que visitaba en el barrio. En 1964 contrajo matrimonio con un empleado ferroviario. Tuvo 7 hijos, de los cuales sólo 4 llegaron a la adultez. En 1978 se divorció de su pareja, producto de una denuncia por abandono del hogar que recibió luego de concurrir a visitar a sus familiares en virtud de las celebraciones navideñas. En ese momento comienza un largo transitar, dónde se le negó categóricamente la visita de sus propios hijos durante dos años. Permaneció en la zona rural de Las Bajadas, trabajando en diversos oficios, hasta que fue contactada por la Madre Superiora Emma Pastorno, quien le brindó sus oficios y ayuda económica a los fines de lograr volver a reencontrarse con sus hijos. SIGUE ABAJO

Finalmente consiguió acordar un régimen de visitas, por el cual todos los últimos sábados de cada mes se encaminada desde Las Bajadas a la ciudad de Córdoba a los fines de ver unas horas a sus hijos. No era común por entonces visibilizar y exponer un divorcio vincular y la condena social se hacía sentir en la cotidianeidad de los pueblos y ciudades del interior.
En 1980 y luego de haber trabajado en diversos oficios, logra adquirir el terreno donde actualmente se encuentra su vivienda en Barrio Monte Grande de la ciudad de Río Tercero. Trabajó en esta ciudad desde entonces en muchos oficios, utilizando sus tiempos libres para construir una vivienda dónde albergar a sus hijos.
Levantó su propia vivienda, se “recibió” de albañil, pocera y losera, producto de la falta de recursos para contratar mano de obra. Todo lo que tiene lo construyó con sus propias manos, con celeridad además para poder recuperar a sus hijos y tenerlos viviendo bajo su propio techo.
Haydee participa activamente en la actualidad de la Comisión Vecinal de barrio
Monte Grande y del Centro de Jubilados de ATE. Sus actos de asistencia a los más desfavorecidos son múltiples y conocidos por todos sus amigos y allegados. La primera en llegar y la última en irse, es siempre una persona dispuesta a colaborar y ayudar a sus vecinos. Con un alma humilde y profundamente desprendida, es cotidiano conocer por sus resultados, acciones silenciosas y profundamente nobles que la hacen digna del reconocimiento comunitario. Haydee ha sabido transcurrir con fortaleza una vida que no se le ha presentado fácil, ha debido sufrir mucho, pero pese a ello su corazón no se ha endurecido sino todo lo contrario. En ella pretendemos reconocer a tantas mujeres “anónimas” que en los diversos barrios de la ciudad afrontan la cotidianeidad de una vida compleja, pero empeñadas en con esfuerzo, brindan el mejor futuro a sus hijos, preocupándose siempre por el prójimo.

2 comentarios en “Haydée Paula Reartes: Hay que ayudar al prójimo que necesita

  • el 9 marzo, 2021 a las 1:29 pm
    Permalink

    Hermosa semblanza de esta mujer noble y luchadora, que supo vencer los obstáculos que se le presentaron en la vida, con gran fortaleza y fe, y que sigue brindándose a los demás con amor y generosidad. Un ejemplo a seguir… ¡Felicitaciones!

    Respuesta
  • el 10 marzo, 2021 a las 9:36 pm
    Permalink

    Me parese un ejemplo ,a seguir, necesitamos,cómo sociedad de estos valores , para salir de éste ,no me importan lo seres humanos , amemos sin distinción,no me importe la raza ni el color de la piel,ama a todos y has el Bien,Bendito sea Dios

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.