Covid-19: Mendoza se convierte en la primera provincia en eliminar el barbijo del aula

A partir del lunes próximo ya no será obligatorio el uso de barbijo en las escuelas de Mendoza. SIGUE ABAJO

La disposición de la Dirección General de Escuelas (DGE) establece que sea optativo dentro de las aulas del nivel primario, secundario y de las modalidades especiales tanto para los alumnos como para los docentes. Así, Mendoza se convirtió en uno de los primeros distritos en liberar a los chicos del tapaboca. SIGUE ABAJO

La disposición llega justo cuando hay una baja sostenida de los contagios de Covid-19, con una tasa de positividad por debajo del 3%. De hecho, en el último reporte se observó una tasa del 1,7%, lo que motivó a las autoridades a liberar el uso de los barbijos, según contaron fuertes del gobierno escolar a LA NACION. SIGUE ABAJO

“Dadas las condiciones sanitarias y la evolución de la vacunación, con altos valores, hemos decidido que desde el próximo lunes, todos los docentes y alumnos de los niveles primario y secundario tendrán el barbijo de uso opcional. Esto abarca a todas las modalidades, ya sea educación especial, técnica y orientada. Fuera de las aulas, en los espacios al aire libre, desde el 18 febrero ya no se exigía. Los celadores tampoco tendrán la necesidad de usar el barbijo”, sostuvo Graciela Orelogio, subsecretaria de Educación. SIGUE ABAJO

Cuando comenzaron las clases el 21 de febrero pasado, solo los chicos del nivel inicial y hasta tercer grado de la primaria no tenían la obligación de usar el tapaboca. Luego, se decidió que desde el 14 último, la medida se extendiera a todos los alumnos, hasta séptimo grado, pero no contemplaba a los docentes. Finalmente, ayer se determinó que el uso fuera optativo para toda la comunidad educativa. SIGUE ABAJO

“Es una disposición que se evalúa por 15 días y se observan los resultados alcanzados. Por eso, si no funciona, rápidamente se retrocede”, explicó Orelogio, y basó la decisión en el crecimiento de los niveles de vacunación de los estudiantes, que en el caso de la primera dosis supera el 70%. SIGUE ABAJO

Por su parte, la medida era ampliamente apoyada por la ciudadanía. De hecho, padres, alumnos y docentes de todos los niveles educativos insistían en que era necesario dar ese paso para poder tener “clases normales” dentro del aula. Con los más chicos fue una de las primeras resoluciones que se tomó por las dificultades que se evidenciaban en cuestiones vinculadas a la lectura y a la comunicación con los docentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.