Condenaron a tres años de cárcel a ciudadano peruano que mató a tancachense, exmarido de su pareja

FOTO: MOMENTO EN EL QUE ERA DETENIDO EL ACUSADO DEL CRIMEN. Foto La Voz

Tras reconocer el delito que cometió y pedir que el juicio en su contra se desarrollara bajo la modalidad de abreviado, un joven peruano fue condenado a tres años de cárcel por quitarle la vida al exmarido de su actual pareja. SIGUE ABAJO

El hecho ocurrió en la madrugada del pasado domingo 3 de abril en la vía pública de Santa Rosa de Calamuchita, donde se encontraba radicado el imputado. La víctima fatal fue el tancachense William de Jesús Martínez, quien tenía 33 años. SIGUE ABAJO

El condenado es César Manuel Vázquez Mauricio, de 22 años, de origen peruano.
En un principio el autor del hecho estaba imputado de homicidio simple, pero luego de someterse a la indagatoria quedó acusado de homicidio preterintencional (tiene una pena menor). La investigación la llevó a cabo la fiscal de Instrucción Paula Bruera. SIGUE ABAJO

Según los dichos de algunos testigos, minutos antes del fatal desenlace ambos habían estado juntos en una confitería. Cuando se retiraron del local comercial, ubicado en la calle Hipólito Yrigoyen 133, muy cerca de la sede de la Comisaría de Santa Rosa de Calamuchita, se habría producido una fuerte discusión entre ellos. SIGUE ABAJO

Los golpes que recibió el joven de Tancacha determinaron la caída y la muerte por un traumatismo cráneo encefálico, según lo confirmó el resultado de la autopsia e informaron a este medio desde la Justicia local. SIGUE ABAJO

EL CASO
Todo sucedió a las 6 del domingo 3 de abril de este año en calle Hipólito Yrigoyen al 100 en Santa Rosa de Calamuchita.
Cuando el primer móvil policial llegó al lugar, alertado por un llamado telefónico que daba cuenta sobre una violenta pelea callejera, se dio con que una mujer lloraba al lado del cuerpo de un hombre.
El cadáver yacía en la vereda. Presentaba varios puntazos. SIGUE ABAJO

Se trataba de William Martínez. Bastaron un par de averiguaciones, por parte de los uniformados, para identificar rápidamente al principal acusado del violento hecho.
Sin embargo, el sospechoso ya no se encontraba en el lugar.
Tras una serie de diligencias, los policías dieron con el acusado ya en su propia vivienda (calle Italia). SIGUE ABAJO

Cuando la orden judicial recién llegó (a las 7.45), los policías accedieron a la vivienda y atraparon al sospechoso, quien no se resistió al procedimiento oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.