Ruidos molestos e
insalubres en la ciudad

Acciones de Enrique Tierno Galván, un alcalde ejemplo como administrador. Proceso de concientización y trabajo administrando una ciudad. NOTA III

POR IÑIGO AZURZA
En esta tercera nota me enfocaré fundamentalmente en los ruidos molestos e insalubres que provocan la falta de consideración ciudadana de muchos para con los vecinos de la ciudad. Especialistas de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) afirman: SIGUE ABAJO

“La exposición prolongada al ruido puede afectar de distintas formas a la salud, produciendo molestias, trastornos del sueño, efectos perjudiciales en los sistemas cardiovascular y metabólico y deficiencias cognitivas en los niños”. SIGUE ABAJO

“De hecho, por sorprendente que resulte, los investigadores manejan datos que apuntan que el ruido ambiental es una de las causas que provocan 48.000 nuevos casos de cardiopatía isquémica al año, así como 12.000 muertes prematuras. También se calcula que 22 millones de personas sufren molestias crónicas importantes y que 6,5 millones de personas padecen alteraciones del sueño graves y crónicas. SIGUE ABAJO

Por si el lector no ha tenido oportunidad de leer las notas anteriores, repetiremos una breve introducción acerca del origen de esta valiosa información, para luego continuar con los bandos emitidos para ordenar la ciudad del primer alcalde democrático de Madrid luego del franquismo, Enrique Tierno Galván. Tarea que logró en sus dos mandatos consecutivos (1979-1986). SIGUE ABAJO

En esos años demostró que administrando con la cabeza puesta en su función, trabajo, educación, persuasión y empeño, es posible producir cambios importantes en una ciudad. También controlando que se cumplan las ordenanzas y aplicando las sanciones pertinentes. SIGUE ABAJO

Los antecedentes del doctor Enrique Tierno Galván, los resumo así:
“Enrique Tierno Galván, doctor en Derecho, doctor en Filosofía y Letras, catedrático de Derecho Político desde 1948 hasta 1953 en la Universidad de Murcia, y desde 1953 hasta 1965 en la Universidad de Salamanca. Fue en esta última donde aglutinó un núcleo de profesores y estudiantes, algunos de los cuales -como Raúl Morodo, Pablo Lucas o Fernando Morán- pasaron de discípulos a colaboradores políticos. Se le conocía también como el “viejo Profesor”, alusión cariñosa con la que ya se le había bautizado”. SIGUE ABAJO

A continuación el bando del 22 de julio de 1981
“Madrileños:
Esta Alcaldía Presidencia ha observado que los ruidos de esta Villa y Corte aumentan hasta hacerse intolerables.
Jóvenes sin escrúpulos, que gustan ostentar prepotencia y mostrarse ante sí mismos y los demás, superiores a cualquier norma y acatamiento, vociferan con tal estruendo o producen ruidos con las máquinas de correr que llaman motocicletas (o coches con escapes libres) , que impiden el sueño apacible y reposado que le trabajo cotidiano de nuestros vecinos requiere. Formando gavillas
en ocasiones estos jóvenes, por lo común adolescentes, para que el número aumente el estruendo y fortalezca la impunidad de su deplorable conducta.
A veces no ya los jóvenes, sino los adultos, caen en parecidos incivismos y descuido alzando sin ninguna consideración la voz de los ingenios que reproducen el sonidos, mientras tienen los postigos y las vidrieras de ventanas y balcones abiertos, con lo que perturban, particularmente de noche, la sensibilidad y el ánimo de los vecinos, moradores y viandantes.
No falta tampoco quienes hablan con voz estentórea, gritan o anuncian mercancías, o tocan instrumentos musicales sin el debido y solícito recato, molestando a quienes duermen sobre todo en las horas de descanso que corresponden a la noche o a la siesta.
Por cuya razón, velando por la paz y el sosiego de esta Villa, encarezco a sus habitantes cuiden de su comportamiento para no añadir a las molestias y congojas, que toda ciudad grande ocasiona, las que nacen de la mala educación y poco civismo”.
Madrid julio de 1981

Hasta el próximo bando
Iñigo Azurza
Febrero de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.