Padres de estudiantes del IJMJ advirtieron que irán a la justicia si no se revisa una suba en la matrícula 2021 que consideran arbitraria

Así lo expusieron en una nota dirigida a los representantes legales del Instituto. El aumento de la matrícula 2021 llega hasta el 118% con respecto a la del presente año. Los padres dicen que se les tendió “una emboscada” cuando en noviembre se les pidió un anticipo de “reserva de banco”. Expusieron que familias enteras se han sentido defraudadas. Al final, el texto completo de la nota enviada por los padres

Padres de los niveles inicial, primario y secundario de estudiantes del Instituto Jesús María y José expresaron hoy que se presentarán ante la justicia si los representantes legales de ese establecimiento no revisan un aumento de la matrícula 2021 que tiene aumentos que van desde el 92 por ciento hasta el 118 por ciento.
Hoy ese instituto recibió varias cartas de padres de estudiantes de los niveles inicial, primario y secundario que dijeron sentirse “defraudados” por “la falta absoluta de empatía” con la situación universal que se vive. Indicaron que el aumento que se fijó en la matrícula 2021 los sorprende y los lleva a repensar los valores que representa la institución”.
SIGUE ABAJO

El viernes los padres de los alumnos recibieron mensajes del instituto que informaba los siguientes aumentos de la matrícula 2021 con respecto a 2020. El nivel inicial pasó de 2200 pesos a 4800 pesos, un 118 por ciento más; el nivel primario de 2300 pesos a 4800 pesos, un 108 por ciento más y el nivel secundario de 2600 pesos a 5000 pesos, un 92 por ciento más.
El fuerte enojo de los padres es también porque el valor de la matrícula ha fijado históricamente el valor de la cuota mensual. De todos modos, hasta ahora la institución educativa no ha informado de cuánto será la cuota mensual en cada uno de los niveles. Los padres dicen que eso viola el derecho a la información.
SIGUE ABAJO

También indicaron que la institución solicitó abonar una reserva de banco a cuenta de la matrícula, “lo que históricamente nunca fue solicitado por la institución, tendiéndonos una emboscada en la confianza que siempre hemos sostenido”. Un mes después se les comunicó a los padres que el valor total de la matrícula supera el 100% de lo ya abonado en concepto de reserva de banco.
“Pese a las consultas realizadas, se colocan en una situación abusiva de la posición dominante respecto de familias enteras que se han visto defraudadas en lo moral y económico por esta conducta ilegítima”, dice el escrito.
SIGUE ABAJO

Padres que hablaron con este Diario dijeron que la institución respondió con “altanería y soberbia” cuando por mensaje de texto les dijo a padres que “la decisión está tomada”.
La nota dirigida a los representantes legales del Instituto Jesús María y José, Ignacio Iribaren y Federico Franchello, expresa: “De manera alguna dejaremos que ello ocurra ni que se especule con la educación de nuestros hijos, sin antes acudir a las autoridades administrativas y judiciales, si no se revisa el monto final de matriculación y la especificación de cuotas que sean acordes no sólo a otras Instituciones de iguales características, sino a la situación económica en general y la determinación de aumentos futuros previstos para el ciclo lectivo del año 2021.

EL TEXTO COMPLETO DE LA NOTA ENVIADA POR LOS PADRES A LA INSTITUCIÓN

A los representantes legales del Instituto Jesús María y José,
Don IRIBAREN, IGNACIO
Don FRANCHELLO FEDERICO
S________/__________D

De nuestra mayor consideración.
Los que suscribimos la presente nota, en el carácter de representantes legales de los niños de ____________________, nos dirigimos a ustedes y por su intermedio al cuerpo directivo, a los fines de solicitar la inmediata revisión del monto de matrícula publicado el día 11/12/2020.
En primer lugar, cabe mencionar que nos encontramos sorprendidos con la comunicación recibida en la fecha mencionada por la fijación definitiva del monto de la matricula fijada en la suma de pesos cuatro mil ochocientos ($4800), por entender que la fijación del mismo no sólo es arbitrario, sino que además agrede el sentido común y la moral en tanto no se condice ni con la historia de la Institución, que siempre ha fijado montos de matricula con aumentos que oscilaban entre el 10% o el 20%, ni lo razonable.
En un año tan particular, en el que la sociedad toda, más allá de la situación particular de cada familia, vimos modificada nuestra forma de vida, nuestros trabajos y nuestros ingresos, la falta absoluta de empatía con esta situación universal, nos sorprende y nos lleva a repensar los valores por los que elegimos la Institución que representa.
Es que sólo pensar que en el mes de noviembre se nos convocó a los padres a abonar una “reserva de banco” a cuenta de la matrícula, lo que históricamente nunca fue solicitado por la institución, tendiéndonos una emboscada en la confianza que siempre hemos sostenido, tan sólo un mes después se nos comunica que el valor total que supera el 100% de lo ya abonado.
Esta situación no sólo viola el derecho a la información que como consumidores del sistema educativo tenemos, en flagrante violación a la Ley de defensa del Consumidor (art. 24.240), sino también nos coloca en una situación de “cautivos”, ya que de optar por elegir otra institución que se acomode a nuestros presupuestos, perderíamos lo abonado y las escuelas públicas y privadas ya cerraron las inscripciones, lo que es una evidente vulneración, además de nuestro derecho a elegir libremente la Institución Educativa de nuestros hijos
Desde el punto de vista legal, además de la violación a la mencionada ley, en cuanto a la carencia de la debida información, lo que sigue ocurriendo hasta el momento puesto que también ha puesto en jaque la normal previsibilidad respecto a qué ocurrirá con las cuotas, sin que se haya informado nada al respecto, pese a las consultas realizadas, se colocan en una situación abusiva de la posición dominante respecto de familias enteras que se han visto defraudadas en lo moral y económico por esta conducta ilegítima.
De manera alguna dejaremos que ello ocurra ni que se especule con la educación de nuestros hijos, sin antes acudir a las autoridades administrativas y judiciales, si no se revisa el monto final de matriculación y la especificación de cuotas que sean acordes no sólo a otras Instituciones de iguales características, sino a la situación económica en general y la determinación de aumentos futuros previstos para el ciclo lectivo del año 2021.
No satisface, de manera alguna que la revisión sea caso por caso, puesto que ello viola el derecho a la igualdad, que no debe ser vulnerado en esta situación ni en ninguna otra, puesto que con tal decisión se deja afuera de las aulas a muchos niños cuyas familias depositaron confianza y lealtad en la Institución.
Que no se pierda de vista que el contrato educativo reviste elementos institucionales que deben estar subordinados al ordenamiento jurídico general y al interés público, máxime tratándose de educación primaria, la que es de carácter obligatoria y está garantizada por la Constitución Nacional, sin perder de vista que la misma establece la gratuidad.
No pasa desapercibido que esta Institución es privada con aporte del Estado, lo que condiciona la adopción de medidas unilaterales arbitrarias, y es por ello que pondremos en conocimiento de esta vulneración de nuestros derechos a la Dirección General de Institutos Privados de Enseñanza, a los fines que diere lugar.
Reconocemos que a lo largo del año no se aumentó la cuota como ha ocurrido en años anteriores, como también que por la falta de utilización del edificio seguramente los gastos se vieron de alguna manera reducidos, pero de manera alguna ello otorga el derecho a ajustar a cientos de familias en parámetros que exceden toda razonabilidad.
Nos ponemos a disposición de la Institución, como lo hemos hecho siempre, con colaboraciones solicitadas con fines benéficos, aportes económicos para adquirir materiales para conservación de la escuela, apoyo humano para huertas y todo lo que ha redundado en beneficio de la Institución a la que orgullosamente mandamos a nuestros hijos y es por ello que creemos que a base de diálogo y acuerdos, solicitamos la revisión del valor de la matrícula a montos razonables que tengan en consideración la situaciones expresadas, evitando un peregrinar ante autoridades administrativas y judiciales para garantizar los derechos de nuestros hijos.
Sin más nos despedidos atentamente, esperando respuesta favorable, en el término de 72 horas de recibida la presente, atento a la proximidad de las fiestas y la finalización del año en curso.

Un comentario en “Padres de estudiantes del IJMJ advirtieron que irán a la justicia si no se revisa una suba en la matrícula 2021 que consideran arbitraria

  • el 14 diciembre, 2020 a las 10:07 pm
    Permalink

    Que los cambien de colegio y los dejen sin alumnos.
    Los religiosos siempre mostrando empatía con las crisis económicas y con la pobreza.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.