Juzgarán a un hombre que se hizo llevar a Segunda Usina por una mujer a la que intentó abusar

Un hombre de Berrotarán, quien con un complejo plan habría intentado abusar de una corredora inmobiliaria de la ciudad de Almafuerte, será juzgado en los tribunales de Río Tercero. La causa fue elevada a juicio por el fiscal Alejandro Carballo.
A. A. C. N. (iniciales de los nombres y del apellido del hombre), de 33 años, está acusado de los delitos de privación ilegítima de la libertad, lesiones leves calificadas y coacción calificada.
La víctima, de unos 40 años, actualmente se encuentra bajo tratamiento psicológico tras haber sufrido ese suceso traumático el pasado 26 de marzo en Segunda Usina, pequeña población ubicada próxima a la localidad de Embalse, en el Valle de Calamuchita.
El detenido tendría antecedentes por hechos de similares características y que habría cometido en la jurisdicción de la Justicia de Río Cuarto.
Según la investigación que concluyó el fiscal Carballo, el hombre contactó a la víctima bajo la excusa de actuar como intermediario entre ella y un matrimonio mayor de edad interesado en comprar un terreno en Segunda Usina.
El hombre acordó con la corredora inmobiliaria que, junto con los compradores, visitarían el terreno ubicado en Segunda Usina. El acusado le dijo a la mujer que la pareja no contaban con vehículo para viajar a Segunda Usina, por lo que ella se ofreció para ir a buscarlos a Berrotarán.
La corredora llegó al sitio establecido en el día y horario pactado pero solo se encontraba A. A. C. N. quien le manifestó que la pareja de mayores había decidido viajar en un remis. Con algunas dudas, la mujer emprendió con su acompañante el viaje hacia Segunda Usina. Durante el trayecto la mujer recibió el llamado de una hija del matrimonio, quien le confirmó que efectivamente sus padres habían viajado hacia las sierras y que allí la aguardarían.
Aunque la víctima tenía algunas sospechas, el llamado de la mujer le generó tranquilidad.
Cuando llegaron al terreno en venta, la víctima se encontró con que la pareja de mayores no estaba. En ese momento observó que a quien había llevado hasta ese lugar tenía un arma. Cuando intentó bajarse del auto, el hombre la tomó del cabello, la retuvo y forcejearon. Al intuir las malas intenciones que tenía, la mujer trató de tranquilizarlo y le propuso que fueran hasta una cabaña y se calmara. Una vez en el lugar aprovechó para huir y fue rescatada por una persona que transitaba en una camioneta.
La mujer realizó la denuncia en Embalse y fue entonces cuando la Policía comenzó con la búsqueda del sospechoso. El hombre fue hallado entre unos matorrales, de donde salió con cortaduras en sus brazos, por lo que fue trasladado al Hospital de Santa Rosa de Calamuchita.
Según los investigadores, el hombre al verse cercado por los policías, simuló haber tenido un intento de suicidio.
La causa está caratulada como privación ilegítima de la libertad calificada, pero todo indica que el hombre ideó este plan para abusar sexualmente de la mujer.
El acusado fue sometido a una pericia psiquiátrica, la cual no reveló “ninguna insuficiencia en sus facultades”.
La mujer resultó seriamente afectada por el hecho que sufrió, tras ser contactada por el sospechoso a través de internet.
Luego supo que ese llamado había sido ideado por el sospechoso con el objetivo de convencerla para que viajara.
La persona que actuó como la supuesta hija admitió que había recibido la promesa de A. A. C. N. de pagarle si efectuaba ese llamado telefónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.