En dos meses, venta de bicicletas pasó del boom a la debacle en Río Tercero

Los precios de los rodados ahora cotizan a valor de dólar blue y
tuvieron una fuerte suba en los últimos meses

En plena temporada otoño-invierno, las bicicleterías tuvieron su verano. Entre mayo, cuando el comercio reabrió sus puertas, y agosto hubo un boom de ventas de bicicletas que, según los propios comerciantes del rubro, fue quizá nunca antes visto. En esos meses de vendieron muchas más bicis que entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, período de alta de venta de rodados.
Lo que sucedió fue contado por este Diario: por imperio de la pandemia la gente no gastó en vacaciones de invierno, ni en salidas, ni en ropa, ni combustible y destinó ese dinero en cosas para la casa, entre otras, en bicicletas.
Pero en septiembre la situación comenzó a cambiar y de un momento a otro el mercado de las bicis quedó ruedas para arriba.
Sigue abajo

La venta de bicis tuvo un fuerte auge a nivel mundial en 2020, pero, en parte el entusiasmo y en parte la pandemia, impidieron ver el fondo del asunto. China, que fabrica prácticamente todas las bicicletas que se venden en el mundo -algunas otras se producen en la India, Taiwan e Indonesia-, tanto las tope de gama como las más accesibles, frenó su producción por la pandemia y el desabastecimiento fue prácticamente total. En la Argentina los importadores agotaron sus stocks y ahora conseguir una bici o un simple repuesto como una cámara, es muy difícil.
“Hoy no hay bicicletas. De tener el negocio lleno de bicis hasta hace poco tiempo, hoy me quedan muy pocas. Y no es especulación, el tema es que no hay bicis”, le contó con preocupación a este Diario Daniel Pobor, de Zona Bike.
“Estamos en un momento que es casi imposible trabajar. Los importadores que nos proveen no tienen bicicletas, agotaron su stock y no pueden importar”, comentó Ricardo Pereyra, de Bicicletería “El Cairo”.
Problemas locales. Pero el sector bicicletero argentino tiene un problema mayor que la falta de producción en China, que luego de sobreponerse de la pandemia ya comenzó a abastecer al mercado mundial.
“Los importadores no pueden girar dólares al exterior y no pueden ingresar bicicletas al país”, comentó Ricardo Pereyra, quien reconoció que en estos últimos dos meses redujo de manera importante su stock de bicis. “El Cairo” es también mayorista y hoy lamenta no tener qué venderles a clientes que desde hace años le compran en distintas provincias del país.
Sigue abajo

Fuerte suba de precios. Todo esto se tradujo en una fuerte suba de precios. Pobor y Pereyra cuentan que una bicicleta que en marzo vendían a 20.000 pesos, en septiembre ya valía 50.000 pesos. Esto se debió a que los importadores tuvieron que ir al mercado informal a conseguir dólares para poder comprar, lo muy poco que pueden, en el exterior. Así, automáticamente el precio de las bicis se dolarizó al valor blue.
Alejandro Pereyra, hijo de Ricardo, comentó que la bicicleta que valía 20.000 pesos de marzo y que llegó a 50.000 pesos en septiembre, hoy ya estaría cerca de los 70.000 pesos. Ricardo agregó que la suba de precios responde también a que “en origen (en China) las bicis aumentaron un 30 por ciento”.
“Nuestra situación es muy compleja porque estamos hablando de montos elevados y márgenes de rentabilidad muy reducidos”, comentó Ricardo Pereyra. Como ejemplo, dijo que si hace dos meses vendió una bici a 100, hoy le sale 125 reponerla.
Daniel Pobor agregó: “Estamos vendiendo menos bicis porque no hay, con márgenes de rentabilidad muy chicos y con costos fijos cada vez más altos. Hoy sostener un negocio de este rubro es muy difícil”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.