Condenado a 14 años de prisión por violar a una mujer y dejarla encerrada con cadenas

Fte: La Voz
Por Mariela Martínez
-El fallo estuvo a cargo de la Cámara del Crimen de Río Tercero. Los hechos ocurrieron en el valle de Calamuchita.
-Ella tiene 19 años. Fue brutalmente golpeada y violada por su expareja, de 38 años.

El caso llegó a juicio y la Cámara del Crimen de Río Tercero condenó a 14 años de prisión a W. S. por abuso sexual con acceso carnal continuado, privación ilegítima de la libertad calificada, lesiones calificadas, desobediencia a la autoridad y coacción en concurso real.
Todo el drama sufrido por la víctima ocurrió en una localidad del valle de Calamuchita, el año pasado. SIGUE ABAJO

“Si no estaba con él, no iba a estar con nadie”, se repitió en boca del agresor, en los fundamentos de la sentencia, recientemente publicados, firmados por el juez Marcelo Ramognino. SIGUE ABAJO

Luego de la última golpiza –según el fallo- “el imputado colocó una cadena con candado en la puerta principal y se retiró, dejando a la joven encerrada en la vivienda.
Esta agresión sucedió al margen de que había una orden judicial de restricción entre ambos, por violencia familiar. El acusado había golpeado a la joven, con anterioridad. SIGUE ABAJO

El fallo manifestó que el acusado actuó “de manera deliberada, forzando a permanecer a la joven en la vivienda”.
Poco después, Ramognino esgrime que “lo que sucede es que el acusado centró su defensa, como habitualmente sucede en estos casos, atacando a la víctima. Mediante una estrategia perversa, un relato psicópata, se transfiere la culpa a la víctima, pretendiendo que es ella la responsable de lo que sucedió. El ataque a la víctima se muestra como una constante que hay que desterrar definitivamente cuando se analizan abusos sexuales”, describe. SIGUE ABAJO

Y profundiza: “En nada incide cómo se viste, si tiene amigos, amigas o incluso, como pudo haber sucedido en este caso, si antes o después la víctima tuvo o tiene otras relaciones personales”.
“UNA BURLA”
El juez agrega que cuando se le preguntó al acusado por qué dejó a la víctima encerrada en la casa con candado en la puerta de acceso, dijo que fue ella quien le pidió que lo hiciera. “Una burla”, subraya el magistrado.
Y resalta “lo inverosímil de su descargo en las condiciones que fue encontrada la joven por los funcionarios de la municipalidad”, quienes esgrimieron desgarradores relatos a lo largo del juicio. SIGUE ABAJO

El fiscal de Cámara había pedido la misma pena impuesta y la defensa abogó por una menor, sin dar demasiadas explicaciones técnicas. El juicio demandó dos audiencias.
“Un día ella se fue a donde su mamá trabaja y W. la encontró en el camino. Su mamá tenía reunión en el colegio. Ahí él la lleva y empieza a golpearla. Él pensaba que ella lo había denunciado, que había dicho que él robaba, que vendía cosas. Pero ella no lo había denunciado. Luego se puso más violento”, dicen los fundamentos. SIGUE ABAJO

En la causa, se prosigue: “Su mamá lo llama al celular para ver si él estaba con ella y él le dice que no. Él le tapaba la boca para que no grite. Y su mamá le dijo que la lleve a la casa de vuelta sino le mandaba la policía. Él la llevó y la dejó a una cuadra y media. Se quedó en su casa y después le dijeron que lo metieron preso”.
En las audiencias, cuando a la víctima le preguntaron sobre aquel día, respondió que “él había llegado tomado y drogado”. SIGUE ABAJO

Ese día, según la causa, se “pusieron a discutir y escucharon los vecinos. Después él salió detrás de ella. Esa vez denunciaron los vecinos. Esa noche la lastimó toda y le agarró una infección”, revela la cruel evidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.