A un año del gobierno de Alberto Fernández, el balance de sectores justicialistas de Río Tercero

Nota de opinión – Por el Partido Parte Río Tercero y por el Movimiento Justicialista Kirchnerista Río Tercero

A un año y días de gestión del presiente Alberto Fernández, se pueden realizar distintos análisis, sobre aspectos, económicos, sanitarios, social etc. Creemos que su gobierno estuvo a la altura de las circunstancias, pero en el plano estrictamente político, lo cierto es que el gobierno se mantuvo unido y se fortaleció políticamente, lo que no es poco en un año con todo en contra, con una oposición salvaje y condicionado por la pandemia del covid 19. También por la otra pandemia que dejó Mauricio Macri, la de la tierra arrasada, la del endeudamiento a 100 años, la de más de 25 mil industrias cerradas, la que agravó el desempleo y la pobreza durante sus cuatro años de desquicio, la verdadera pesada herencia, la pandemia amarilla.
La que muchos dirigentes del macrismo a nivel nacional, provincial y local prefieren no recordar y lo que es peor pretenden que el pueblo también la olvide. Mal que les pese, eso es algo que difícilmente suceda.
Pasaron cosas decía el expresidente Macri, con cinismo, tratando de ocultar su evidente ineptitud, en este año 2020. ¡Vaya que si pasaron y sigue pasando! La pandemia paralizó las economías y agravó la situación social en todo el mundo.
El presidente Alberto Fernández la enfrentó con determinación, escuchando a los científicos, con medidas sanitarias para cuidar la población, fortaleciendo el destruido sistema de salud pública, con herramientas económicas y sociales como el IFE, los ATP, y negociando en plena pandemia la enorme deuda del macrismo con los bonistas privados, entre otras destacadas políticas de estado que llevó adelante.
Hoy cuando la vacuna que ponga fin a esta pesadilla parece estar al alcance de una mano y se ve un horizonte de salida, queremos dejar en claro que no estamos festejando nada, porque sabemos que muchos compatriotas murieron, que mucha gente sufrió, muchos la pasaron mal, y muchos la siguen pasando mal.
Entendemos que hay serias cuestiones económicas, sociales e institucionales que resolver en lo inmediato y para eso lo mejor es tener un gobierno unido. Aún con matices y diferencias, priorizando la unidad, no será fácil, nunca lo fue para los gobiernos populares.
Hay que tener en claro que el gobierno no se enfrenta solo a partidos políticos como el PRO, la UCR, la Coalición Cívica. Quienes integran esos partidos son apenas la cara visible, los representantes, una suerte de empleados de quienes son sus mandantes, quienes les pagan sus campañas políticas, los verdaderos opositores, son los grandes grupos económicos, bancos extranjeros, grandes exportadores de cereal, una parte de la Justicia y los grupos mediáticos concentrados que tienen intereses entrelazados con esos grupos económicos. Y detrás de todos, con sus intereses estratégicos permanentes, la embajada de los Estados Unidos. Están ellos, su poder y su egoísmo.
Pero del otro lado está también la decisión consciente y solidaria de un pueblo que el 27 de octubre 2019 que empoderó al presidente Alberto Fernández para que lleve adelante las transformaciones que nos permitan construir una sociedad más justa, con oportunidades para todos, que es el sueño de millones de argentinos y ya se sabe los sueños y las utopías de millones son el motor de la historia. Es un camino a recorrer, que tendrá marchas y contramarchas, errores y aciertos y un pueblo acompañando y en alerta. Como dijera alguna vez el poeta: “Podrán cortar algunas flores, pero no podrán detener la primavera”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.