Lenguaje inclusivo: la posición
de Mario Trecek sobre una
opinión de Jorge Alacevich

Por Mario Trecek
(Nota de Redacción: en la siguiente columna de opinión del escritor Mario Trecek, aparece en negrita lo que publicó ayer el este Diario el escritor Jorge Alacevich, bajo el título “Una crítica a Kicillof por pedirle a estudiantes usar el idioma inclusivo”. En blanca la posición de Trecek sobre este tema y en cursiva, declaraciones de la escritora cordobesa María Teresa Andruetto.)

Ignorar por no tener medios de acceder a la educación es casi inaceptable, ignorar por captar votos es brutalidad perfecta. La Real Academia Española no gobierna un lenguaje, tan solo nos enseña a regularlo.
Es el uso de la población el que la impone y finalmente, y a veces a regañadientes, la RAE las incorpora. Lo que parece inaceptable, con el tiempo y el uso de la gente, y según la región de hispanoparlantes que habitemos, se incorporan nuevos modos de pronunciar lo que permanecía sin ser nombrado, aunque sea un derecho invisibilizado o vulnerado, como es el caso del género. SIGUE ABAJO

Sr. Kicillof no es lo mismo que Quicillef o Kicill@f.; ayudar a escribir en forma correcta es ayudar a pensar, algo que usted no sabe hacer o no save acer.
Esto es una falacia, porque no se usa así el lenguaje inclusivo, esto es solo una aberración discursiva, para llevar agua a su molino con pretendido humorismo, pero de mala intención, que no facilita el debate. SIGUE ABAJO

Crear una grieta política debe de tener un propósito, crear una grieta cultural tiene un despropósito.
Si fuera por corrección idiomática el “debe de tener” es un error gramatical imperdonable para alguien que se dice escritor. Hay una preposición «de», que sobra. Como nos dice Ilda Piedrabuena en su libro “El uso correcto del idioma” en el ítem «Uso de deber y deber ser». Verificar además en el Diccionario panhispánico de dudas de la RAE. La corrección es saludable, las cruzadas idiomáticas son una enfermedad infantil del machismo residual.
Cuando tenga tiempo, lea o aprenda que tenemos 25000 hermosas palabras y sólo usamos 5000; y tal vez, tengamos más palabras. Varones o barones no es lo mismo; pudio y puede, no es lo mismo; lo que sí es lo mismo es el orgullo que usted tiene sobre ser un ignorante de la cultura.
Jorge Alacevich, escritor – DNI 14050200

SIGUE ABAJO

Sobre la solvencia académica del gobernador de la provincia de Buenos Aires, solo le pongo este breve curriculum: (1997-2005. Universidad de Buenos Aires. Doctor de la Universidad de Buenos Aires, área Economía. Calificación: 10 (diez) sobresaliente. Jurado: D. Heymann, P. Levín, A. Monza. Tesis Doctoral: Génesis y estructura de la Teoría General de Lord Keynes. Director: M. Teubal. CONEAU Res. Nº 408-00.1990-1995. Universidad de Buenos Aires. Facultad de Ciencias Económicas. Licenciado en economía. Orientación: sector público. Diploma magna cum laude. Promedio General: 8,24. Ranking: Puesto número 1 entre los 122 graduados.1984- 1989. Universidad de Buenos Aires. Colegio Nacional de Buenos Aires. Bachiller Especializado en Ciencias Sociales. Promedio General: 8,54.) SIGUE ABAJO

En este nuevo párrafo, torcer el uso del ellas, ellos y elles, pudió y puede, es directamente inadmisible, un niño diría pudio, o pudió, cuando comienza a balbucear y construir su lenguaje, y lo de ignorante, es apreciación suya, porque le adosé el currículum de Axel, pero no estoy reivindicando al gobernador de Bs. As., sino a la libertad, y al derecho, de poder nombrar lo innombrable, lo ninguneado, a fin de romper con el lenguaje binario, blanco o negro. Nombrando así, se excluyen los matices, los grises, los «otres». El uso del lenguaje inclusivo no es solo un cambio gramatical, ni una pelea con la RAE, es el modo de construir un lenguaje que incluya a todes. Es sociológico, es político, pero no partidario, y aunque se busca combatir esta posición, con humor sesgado, con inquina, con odio, decimos que su aplicación es un acto del lenguaje, un acto de habla, amoroso, porque piensa en minorías, que hasta ahora en lo discursivo, y la vida de relación han sido excluides. No es solo un cambio sintáctico, es semántico, es de sentido. Negar las identidades, excluir, invisibilizar, son algunas de las posibles respuestas a la hora de pensar por qué existe tanta resistencia y violencia verbal, ante la propuesta de su uso, que claro, nunca será de modo obligatorio, compulsivo, ni por decreto. SIGUE ABAJO

Para terminar, quiero citar a María Teresa Andruetto, escritora que cerró el Congreso de la Lengua Española, en el Teatro San Martín de Córdoba, frente al presidente del Instituto Cervantes, Luis García Montero, donde defendió la libertad de su uso y hace unos días volvió con sus interesantes planteos para pensar, repensar, pero dialogando, no descalificando, menos cancelando al emisor y el mensaje.
Dice María Teresa Andruetto: “El uso del lenguaje inclusivo es una posibilidad de nombrar algo que no se nombraba, o algo que se nombraba de otro modo. O algo que no estaba visible y en ese sentido es importante”, analiza Andruetto. SIGUE ABAJO

“Esto me recordó, en una época, los locutores, por ejemplo, de radio, no podían hablar con las tonadas de las provincias. Si eras un locutor en una radio de provincia tenía que hablar con una tonada neutra, porque estaba de algún modo prohibido tener una tonada regional. Hoy no es así, por suerte. Y uno podría preguntarse por qué una tonada es mejor que otra, o por qué se puede prohibir una cosa en beneficio de otra. Es un absurdo porque es pretender una uniformidad que es irreal, pero a su vez que tiene una vinculación con la singularidad de la lengua”, afirma la escritora. SIGUE ABAJO

“Me parece una cuestión muy poco inteligente. Hay un deseo, probablemente, de ganar electores en un sector por derecha de la sociedad. Ganarlos con cierto conservadurismo. Porque no molesta la E o la X, lo que molesta, lo que irrita es el posicionamiento ideológico que sustenta eso”. SIGUE ABAJO

Bueno, hasta aquí mi argumentación, de una medida, que en mi caso, no uso demasiado, pero coincido y valoro su uso, y viene a reforzar, otro modo de nombrar lo femenino, que hasta no hace mucho no se usaba, y hoy es impensable, por razones de corrección política, que alguien comience una alocución, y no diga: «ciudadanos y ciudadanas», «amigos y amigas» o “todas y todos”. Ahora habrá que entender este modo inclusivo agregando el todes, que, por otro lado, a modo de economía verbal, al que siempre acude el lenguaje, simplifica e incluye. Será lo que viene, y si no, tampoco propone guerra, ni víctimas.

Mario Trecek

5 comentarios en “Lenguaje inclusivo: la posición
de Mario Trecek sobre una
opinión de Jorge Alacevich

  • el 24 junio, 2022 a las 10:01 pm
    Permalink

    En mi opinión, la discusión de lenguaje inclusivo o no, está muy lejos de ser la cuestión de fondo, que es los milenios de sociedad patriarcal. Que los pueblos hablen de acuerdo a los modos que va creando. Caso contrario el castellano seguiría como la escritura de El Quijote o La Divina Commedia con ese italiano/latín inentendible. Las lenguas evolucionan, no nos vayamos por las ramas que dejamos de lado lo fundamental: la sociedad patriarcal. Y que cada uno hable como quiera. Ciao!

    Respuesta
  • el 24 junio, 2022 a las 11:33 pm
    Permalink

    Aberrante lo del lenguaje inclusivo para manejar gente sin cerebro una lastima algunas opiniones pero hay que respetarlas igual Genio el escritor Jorge Alacevich

    Respuesta
  • el 25 junio, 2022 a las 1:06 am
    Permalink

    No comparto para nada el pensamiento de Mario T , mi buén vecino y conocido desde los años 70… Digo que si él y todos los que hoy luchan por valorarse y buscar inclusión hubiesen dejado que la cosa tome lugar propio a través del tiempo, sería doblemente beneficioso. Prueba es que en las últimas décadas solo por existir distintos géneros se fueron aceptando sin más ni más. Hay miles de ejemplos. De la forma que está solo se crearon conflictos.

    Respuesta
  • el 25 junio, 2022 a las 9:37 pm
    Permalink

    En lo personal no tengo problema alguno con el lenguaje inclusivo, pero me parece una barbaridad escribir una columna de opinión sobre una declaración realizada (como la que hizo Alacevich), tratando de distorsionar con argumentos que pareciera ser sacado de Wikipedia, no le hace honor a la talla de Trecek. Creo que Alacevich debiera tener derecho a replica, porque seria muy feo que de los dichos de alguien se pueda realizar una tendenciosa línea editorial que ningún bien le hace a esta sociedad.-

    Respuesta
  • el 26 junio, 2022 a las 2:17 am
    Permalink

    Leo sorprendido, el texto del preopinante a quien se refiere el amigo Trecek y me inquieta, el lenguaje necesariamente fue es y será modificado en el uso cotidiano, a le fecha las leyes de la dialéctica de Aristóteles a esta parte intervienen en prácticamente todas las actividades humanas, las que siempre habrán de modificarse según las inquietudes y necesidades de época. Por caso, como habríamos de identificar lo siguiente? «ASCII: la codificación de caracteres explicada fácilmente
    El código ASCII es una codificación de caracteres que determina su representación en los dispositivos electrónicos como, por ejemplo, los ordenadores. Ahora bien, para que un ordenador pueda procesar los caracteres individuales, primero deben adoptar valores binarios, decimales y hexadecimales.» Este código inexistente hasta 1963, haría imposible que identificar el colectivo expuesto, desde esa fecha a nuestra actualidad se fue transformando en un término que utiliza una buena parte de la humanidad. Ocurre que últimamente una importante cantidad de personas, comenzó a aceptar distintas maneras de autoreconocerse de maneras diversas, es su derecho desconocerlos, como así a los caracteres antes comentados, pero sería razonable permitir a quien lo haga, sin emitir un juicio de valor. Para mayor ilustración habré de recomendarle la lectura del Quijote en castellano antiguo, si busca en Internet seguramente conseguirá una edición, más puedo anticiparle por experiencia propia, que le resultará complicado al menos y recuerde, que El Evangelio, según sus criterios aún sería inaceptable.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *