Amamantar es un derecho y su cumplimiento, un compromiso de todos/as

LIC. VALENTINA LOVOTTI – MP 10470 – Espacio CreeCimiento
LIC. PAULA PEREZ – MP 10469 – Espacio CreeCimiento

En la Semana Mundial de la Lactancia Humana el lema que nos interpela este año es “Proteger la lactancia materna, un compromiso de todos/as”, haciendo especial hincapié en la importancia de involucrarnos y responsabilizarnos como sociedad. SIGUE ABAJO

¿Protegerla de qué? De los opinólogo/as, de los mitos que hacemos circular-completamente carentes de fundamento científico, de los atropellos constantes de nuestros derechos, de los profesionales poco actualizados, que violan incesantemente el código internacional de comercialización de sucedáneos. SIGUE ABAJO

Defenderla de las miradas despectivas y juzgadoras, de la falta de compromiso y de apoyo de la familia, de los amigos, de los/las empleadores/as y de cada uno de los miembros de la sociedad.
La lactancia no es una responsabilidad individual, no compete únicamente a esa madre y ese bebé, no es una moda, no es un privilegio, es un derecho y como tal, una responsabilidad del estado, garantizarla a través de políticas sociales, de salud, de los derechos laborales, de igualdad de género, oportunidades y de acceso a la educación sexual integral. La lactancia es un acto social. SIGUE ABAJO

Nos parece momento de correr el eje de los beneficios, que ya se han dado a conocer años tras años para la salud, el vínculo, la economía y el medio ambiente, para hablar de lo que es urgente: la responsabilidad que nos compete a todos/as.
¿Qué puedo hacer yo para promoverla y protegerla? Si sos agente de salud, debes informarte y actualizarte sobre los beneficios y sobre cómo acompañar las dudas o dificultades con información científica. SIGUE ABAJO

Si sos familiar (compañera/o, abuelo/a, tía/o, hijo/a), podés ofrecer aliento, reconocimiento para tal acto de amor y entrega, ofrecerte para cubrir necesidades del hogar, cocinarle algo rico, limpiar o cebar un mate.
Si sos miembro de la comunidad, podés colaborar evitando los cometarios infundados, con falsas creencias sobre la lactancia humana: “Tu leche es agua”, “¿Hasta cuándo va a tomar teta?, ¿Por qué no le das la teta?, ¿No está grande ya?, “Te usa la teta de chupete, mejor dale mamadera así no lo hacés dependiente…”. SIGUE ABAJO

Ceder el lugar en algún espacio público a alguien que está amamantando. Si tenés comercio, ofrecele un lugar para amamantar más allá de su consumición, un asiento, un vaso de agua. Si sos empleador/a, debes cuidarla otorgando licencias prolongadas, un lugar adecuado y adaptado para poder extraerse y conservar la leche durante la jornada. SIGUE ABAJO

Cuando una madre expresa su deseo de amamantar se le deben habilitar y articular los medios para que eso sea posible. Desalentarla y persuadirla, para que no lo haga o juzgarla, supone una violación a sus derechos. Tener una lactancia exitosa es una responsabilidad de todos/as y será exitosa en la medida que sea lo que esa mamá y bebé deseen.

Lic. Valentina Lovotti M.P 10470
Lic. Paula Perez M.P 10469

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *