Llora el cielo, surcos de
lágrimas: falleció el agrónomo
Reinaldo Fuensalida

FOTO: Semanario Tribuna

Falleció ayer el Agrónomo Reinaldo Fuensalida, a los 91 años, quien durante años fue jefe de la Agencia Zonal del INTA Río Tercero, apasionado difusor de las prácticas agrícolas conservacionistas, de la preservación de la flora y la fauna, de la forestación y del cuidado de los recursos naturales. SIGUE ABAJO

Reinaldo fue un gran docente para muchos estudiantes de escuelas urbanas y rurales de todos los niveles, enseñando lo esencial que es el suelo y su capacidad de producir para la vida humana. SIGUE ABAJO

Con mínimos detalles, creó una gran maqueta en la que explicaba la función del agua de la lluvia, de los diferentes suelos y de la actividad del hombre en la producción agropecuaria, con la cual visitó escuelas de toda la región. SIGUE ABAJO

Todo lo que conocía lo comentaba de un modo didáctico, ameno, simple, paciente. Fue un gran maestro para muchos, incluido este periodista a quien tantas cosas le enseñó.
Entre otras fechas, Reinaldo recordaba siempre cada 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente; cada 7 de julio, Día Nacional del Suelo y cada 29 de agosto, Día del Árbol, lo que muestra el respeto que sentía por la vida. SIGUE ABAJO

Acertadamente, al vivero municipal se lo bautizó años atrás con su nombre, un homenaje en vida que Reinaldo se merecía sobradamente.
Durante años publicó columnas en medios locales de comunicación hablando sobre los árboles de la ciudad, sobre el manejo de huertas y del jardín, entre otros temas como plantas ornamentales y brindando siempre consejos útiles. Fue autor también de numerosos artículos y estudios publicados en las revistas del INTA. SIGUE ABAJO

Dictó talleres sobre plantas en distintas localidades y quizá fueron de los más concurridos cuando los brindó en la UNI 3 Río Tercero.
Por supuesto que también fue disertante en distintas exposiciones agropecuarias. En todos lados fue siempre tan respetado como querido.
Reinaldo había estudiado la carrera de agronomía en Tucumán. Por razones laborales llegó a esta ciudad donde formó su familia. Tuvo tres hijos y enviudó siendo joven. SIGUE ABAJO

“Yo nací en un ingenio azucarero que estaba a 25 kilómetros del naciente del Aconquija y desde chico con 10, 11 o 12 años, con mi padre caminando íbamos a visitar esa arboleda y allí nació mi vocación de agrónomo”, comentó en una entrevista que brindó al programa “El Espejo” que conducía el periodista Fabián Menichetti en 2015.
Adiós Reinaldo, te recordaremos siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.