El ACV es prevenible y tratable

Por la neuropsicóloga Vanessa Carranza

Neuropsicóloga
Vanessa Carranza
MP: 11857
03571-15665009

Cada 29 de octubre se celebra el fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se busca centrar su atención en la concientización y en la prevención de este episodio.
El ACV o accidente cerebrovascular ocurre cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se rompe o se bloquea por un coágulo de sangre.
Existen dos tipos de ACV o ictus: isquémicos (87 % de los casos) y hemorrágicos.
Según datos de la OMS, es la tercera causa de muerte y la primera de discapacidad en el mundo, volviéndose un problema de salud debido a las secuelas generada. En la Argentina el ACV es la tercera causa de muerte y una muy importante de discapacidad. Ocurre uno cada 9 minutos y el 80 por ciento de ellos es prevenible.

Sigue abajo

El factor edad si bien es un elemento condicionante (+55), existen cada vez más casos de personas jóvenes que lo sufren y también se da en niños y embarazadas.
Dentro de los factores de riesgo se encuentran la hipertensión arterial (80%), diabetes (22%), tabaquismo, colesterol elevado, alcoholismo, obesidad, sedentarismo, dieta poco saludable, estrés, falta o práctica inadecuada de actividad física.
Sin embargo existen factores protectores como controlar la presión arterial, conocer si se padece arritmias, dejar de fumar, controlar colesterol, controlar el azúcar en sangre, realizar ejercicios físicos adecuados a la edad regularmente, consumir alimentos bajos en sodio y grasas.

Sigue abajo

Diagnóstico en casa. Existen signos que cualquier persona puede reconocer y se abrevian en la sigla HaBraSo.
Habla: dificultad para poder decir una frase completa.
Brazo: al elevar los dos miembros superiores uno de ellos cae.
Sonrisa: no se produce una simetría en la cara.
A partir de que se produce un ACV es fundamental acudir dentro de las 3 horas a una guardia médica inmediatamente.
Las secuelas de un ACV afectan significativamente la calidad de vida del paciente comprometiendo la motricidad, el lenguaje, la vista, la deglución, funciones cognitivas y el ánimo, etc.
Por lo que el inicio de rehabilitación interdisciplinaria (kinesiólogos, neuropsicólogos, fonoaudiólogos, etc.) beneficia procesos de neuroplasticidad. Potenciando la recuperación y mejorando la calidad de vida del paciente y su entorno.

Sigue abajo

En los próximos años se considera que las patologías vasculares serán una epidemia en América latina.
ACV y Covid-19. En la pandemia se han llevado a cabo diferentes investigaciones sobre la frecuencia del ACV en pacientes con COVID positivo. En la universidad canadiense Western University un estudio reveló que el 50% de pacientes jóvenes el Accidente Cerebro Vascular se convierte en el primer signo
visible del virus. Evidentemente el Covid-19 ha cambiado el panorama del ictus en todo el mundo. Los científicos manifiestan que es relativamente frecuente entre los pacientes positivos y tiene consecuencias devastadoras en todas las edades. La comorbilidad asociada a la edad y la gravedad de síntomas respiratorios se asocia con una mortalidad extremadamente elevada.
Volviéndose así un síntoma diagnóstico en el que los profesionales deben detenerse exhaustivamente.

Neuropsicóloga
Vanessa Carranza
MP: 11857
03571-15665009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.