Promedios diarios

POR RODOLFO LEMOS ANGULO

Rodolfo Lemos Angulo, abogado

Hace dos semanas, el 27 de febrero pasado, titulamos “Certezas matemáticas” y señalamos que con un promedio diario de 50.000 pinchazos, siendo necesarios dos pinchazos para 45 millones de argentinos, las 90 millones de aplicaciones a razón de un avance diario de 50.000 promedio, me llevaban a una asombrosa cifra de 1800 días, casi 5 años de espera para cerrar la vacunación de 45 millones de argentinos. Decíamos que debíamos modificar el sistema de avance de vacunación, para tener resultados más veloces. Mirando el Monitor Público de Vacunación, la buena noticia es que el promedio diario de aplicaciones en los últimos 14 días ha mejorado sustancialmente. De lunes a viernes, lógicamente, se logran los picos de rendimiento y ya es notorio que los sábados la cifra no desciende tanto como antes (incluso los domingos podrían utilizarse). El jueves 11 de marzo se registró el pico record de 149.428 aplicaciones en todo el país. Si este pico diario pudiésemos convertirlo en promedio diario a futuro, restando aún la aplicación de 88 millones de dosis, podríamos completar el esquema de vacunación de dos dosis en menos de dos años desde hoy (629,5 días). Si la inmunización dura entre 1 y 2 años, deberíamos hacernos a la idea de un futuro con vacunación permanente, salvo que este virus (y sus mutaciones) desaparezca. Siempre podremos evaluar esquemas 24/7 que podríamos utilizar si el stock de vacunas en suelo argentino supera el máximo requerido de 45 millones. Sólo para dimensionar cifras: Si nos comparamos con el campeón de la región, Chile tiene un promedio diario de 350.000 aplicaciones, con una población de 19 millones de habitantes, lo que implica que nuestra cifra promedio diario, para ser como Chile, debería rondar las 800.000 aplicaciones diarias promedio (nuestro pico fue 149.428). Otro tema: Me causó preocupación la restricción de viajes al exterior para argentinos. Lo razonable es permitir esos viajes, pero prohibir eventualmente el reingreso, salvo estricta cuarentena. Parece más razonable limitar viajes breves meramente turísticos, permitiendo viajes por estudios o trabajo, en los que la permanencia en el exterior durará varios años. Desde hace pocos días hemos abierto nuestras fronteras para inmigrantes con antecedentes criminales, y al mismo tiempo, prohibimos el viaje de argentinos al exterior, con motivo de que “cuando regresen, nos contagian variantes nuevas del covid19”. ¿Y el crimen no se contagia también? Rodolfo Lemos Angulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *