Hernandense condenado por crimen de comerciante de Río Tercero, detenido ahora por arrojar ácido a su expareja

Un hernandense que fue condenado por ser el coautor de un crimen que cometió en Río Tercero hace 15 años, se encuentra nuevamente detenido, esta vez por un hecho que se encuadrada dentro de la violencia de género. SIGUE ABAJO

Efraín Omar Maldonado, de 42 años, recibió la prisión preventiva al estar acusado de lesiones graves calificadas y su causa será elevada a juicio. El sospechoso es investigado por la fiscal de Instrucción Paula Bruera. SIGUE ABAJO

Mientras se encontraba con prisión condicional, lograda luego de estar varios años en la cárcel por el asesinato de un comerciante riotercerense, y muy cerca de cumplir la totalidad de la pena, Maldonado fue aprehendido nuevamente en los primeros días de octubre pasado luego de que le arrojara a su expareja un elemento corrosivo. SIGUE ABAJO

La mujer sufrió graves lesiones en su cara y en varias partes del cuerpo, por lo que estuvo internada en el Instituto del Quemado de la ciudad de Córdoba.
En 2006, Maldonado fue condenado junto a otros tres sujetos de Hernando, entre ellos una mujer, por quitarle la vida al comerciante riotercerense Tomás Olocco, quien tenía 66 años. SIGUE ABAJO

Por aquel hecho ocurrido en la vivienda de la víctima, en la calle Diego de Rojas 180, entre Belisario Roldán y Leandro N. Alem, en barrio Escuela de esta ciudad, también recibieron penas de prisión efectiva los hermanos Andrea Soledad y Sandro Enrique Sitto, y Osvaldo Acosta. SIGUE ABAJO

Por el delito de homicidio en ocasión de robo, Maldonado fue condenado a 16 años y seis meses de prisión en 2006.
Olocco desapareció de su domicilio el 27 de septiembre de 2005 y apareció sin vida horas después en cercanías de la localidad de Pampayasta, mientras que su automóvil fue hallado en la ciudad de Villa María. SIGUE ABAJO

El comerciante murió como consecuencia de las heridas que sufrió con un cuchillo tipo “Tramontina”, de unos 20 centímetros, y que fue hallado en la cama de su vivienda.
Luego de recibir varias puñaladas y ya sin vida, Olocco fue cargado en su automóvil y abandonado posteriormente en un camino rural de la zona de Pampayasta.
El móvil de aquel crimen fue el robo. Quienes lo conocían confesaron que Olocco, quien vivía solo, permanentemente hacía alarde de tener dinero, inclusive más del que realmente poseía. SIGUE ABAJO

La víctima se dedicaba a la venta de bijouterie y de prendas de vestir en Río Tercero y región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *