Hace un año se confirmaban los tres primeros casos de coronavirus en la ciudad: qué cuenta hoy esa familia

La ciudad estaba en suspenso. Desde principios de año lo único que se repetía era que tarde o temprano iba a llegar. El gran temor por lo que se esperaba que llegara y la incertidumbre por cuándo y cómo sería, fue lo que hicieron soportar la asfixia del confinamiento y el ahogo económico. SIGUE ABAJO

Río Tercero era la mayor ciudad de la provincia que no registraba ningún caso positivo, cuando casi toda la provincia estaba pintada de rojo (con presencia del virus) y eso hacía sentir que la llegada era cada vez más inminente. Más aún cuando se vio que era necesario comenzar a flexibilizar el encierro y darle paso a los protocolos que comenzaron a regir todos los movimientos. SIGUE ABAJO


La mañana del 24 de julio de 2020 el intendente Marcos Ferrer convocó conferencia de prensa. Desde hacía varias semanas circulaba el rumor de que había casos positivos en la ciudad, comentarios que en algún momento iban a ser reales. La confirmación la dio el intendente ese día en el Anfiteatro Municipal Luis Amaya.
SIGUE ABAJO


Los nombres de los primeros contagiados se preservaron algunos días, hasta que trascendieron.
Ser el primero en tener coronavirus en Río Tercero, donde se había hecho un gran esfuerzo para prevenir su llegada, era como ser un demonio.
SIGUE ABAJO


“Imaginate cómo nos sentimos”, le contó a Diario Río Tercero Pablo Gonella (58), quien junto a su esposa y una de sus dos hijas fueron los tres primeros casos positivos.
“Fuimos los primeros confirmados, porque, la verdad, hubo varios antes que nosotros”, comentó.
Su afirmación es real. No tenía lógica que alrededor de ¿500, 600, 700… 1000? riotercerenses que habían viajado al exterior durante los primeros meses de 2020, provenientes de lugares que estaban invadidos por el coronavirus, como Italia, España, Brasil o Estados Unidos, no hubieran contraído el virus.
SIGUE ABAJO


Muchas de esas personas se hicieron luego exámenes de anticuerpos y les dio positivo. Estuvieron enfermos, pero la cuarentena estricta que cumplieron al regreso hizo que no hicieran circular el virus. Incluso, hubo quienes llegaron del exterior y tuvieron síntomas, pero se quedaron encerrados y callados.
SIGUE ABAJO


Si Pablo Gonella también hubiera mantenido silencio, no hubiera sido el suyo el primer caso confirmado.
La familia había salido de Río Tercero el domingo 12 de julio. Lo hizo para visitar a su suegro de 74 años que vive en Oliva y a su mamá de 77 años que reside en Oncativo. Hacía meses que no los veían.
SIGUE ABAJO


“Sacamos los permisos correspondientes. Declaramos que íbamos a asistir a nuestros padres que hacía mucho que no veíamos. Sé que se dijeron mucho bolazos, pero la verdad es que teníamos los permisos para viajar”, aseguró Pablo.
“A mi me cargaban porque decían que hasta dormía con el barbijo y que no me iba a contagiar nunca por la forma en que me cuidaba…”. SIGUE ABAJO

A los días de regresar de Oncativo, su hermana le avisó que había dado positivo. Su hermana había estado con su mamá, y él regresaba de visitarla. Pablo aviso a COE que era contacto estrecho de un contacto estrecho con un caso positivo y se mantuvo encerrado en su casa con su familia, como lo habían estado hasta entonces. SIGUE ABAJO

Desde el COE lo monitoreaban, pero él no estaba tranquilo haciendo cuarentena sin conocer si estaba contagiado o no. Días después del regreso, sin síntomas, caminó las pocas cuadras que separan su casa del Hospital y se hizo un hisopado. A los dos días llegó el resultado: positivo él, su esposa y una de sus hijas. Siguieron todos encerrados. El día 26 de julio, 14 días después de haber estado en Oliva y Oncativo, la familia comenzó a tener síntomas. SIGUE ABAJO

Solo a su hija menor no le dio positivo el hisopado, pero tiempo después un test confirmó que había tenido el virus.
A los 9 meses de haber tenido coronavirus, Pablo también se hizo una prueba para conocer su grado de inmunidad. Le dio muy alto. No obstante, hace un mes y medio se vacunó.

“Siempre nos cuidamos, siempre, y ahora tanto como antes, porque a pesar de tener anticuerpos y de estar vacunado, el temor de contagiarse de nuevo siempre está”, comentó Pablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *