El rock vivido desde el interior

Así contó La Voz del Interior la publicación del libro del periodista de espectáculos riotercerense Maxi Carranza

Foto: «De todo rock and roll y algo más» reconstruye alguno shows históricos en Río Tercero, como el de Serú Girán en Hot Point en 1981 (foto incluida originalmente en el libro). (Gentileza Sergio Gotelli).

A fines de abril, el primer libro del periodista Maxi Carranza fue declarado de interés legislativo por el Concejo Deliberante de Río Tercero. Aunque se trata de un reconocimiento formal, es significativo en tanto confirma aquello que puede verse en sus páginas. En definitiva, un compendio de artículos que aportan a la memoria colectiva de una ciudad que ha sabido ganarse un lugar preponderante en la historia reciente de la producción artística a nivel provincial. SIGUE ABAJO

“De todo rock and roll y algo más”. Maxi Carranza (ilustraciones de Mario Olmos). El Mensú Ediciones. 154 páginas. Precio: $ 650. En Río Tercero se consigue en UPA Libros y Café, en calle Garibaldi 425 y en librería Elsa Ginés, en la primera cuadra de Av. San Martín.

Como bien indica su título, “De todo rock and roll y algo más” es un resumen arbitrario y heterogéneo del aporte variopinto que viene realizando el periodista desde hace casi 30 años. Con apariciones radiales y colaboraciones habituales en medios gráficos, Carranza es un cronista que indaga en la actualidad (y en el pasado reciente) de una nutrida escena musical encallada en su ciudad natal. También, claro, es un coleccionista de recuerdos vividos y de anécdotas prestadas de mano en mano que lo han convertido, casi por inercia, en una suerte de guardián de la historia cultural de su lugar en el mundo. SIGUE ABAJO

En ese sentido, este libro (que incluye en exquisita calidad algunas ilustraciones a cargo de Mario Olmos) resume parte de su trabajo -con mayoría de artículos extraídos del semanario Tribuna y de Diario Río Tercero- y muestra, también, algunos de sus intereses secundarios.
Aunque en el volumen es mayoría el material dedicado a la música, además aparecen allí algunas referencias literarias (Carranza hizo su trabajo final en la carrera de Letras sobre El desierto y su semilla, de Jorge Barón Biza), Racing Club de Avellaneda y sus hinchas músicos, o una disección del personaje de Batman en su aniversario número 80. SIGUE ABAJO

Otros textos, en tanto, desnudan el interés de Carranza por algunos personajes locales, incluyendo –por ejemplo– una histórica gata de biblioteca llamada Ninón o los pormenores detrás de la apertura de un boliche que supo albergar a Serú Girán en su pico creativo y de popularidad. SIGUE ABAJO

Así, ese espíritu de cronista siempre atento, que podría linkearse con el magistral estilo de Gay Talese para contar la Nueva York de los años 1950 y 1960, resuena con fuerza cuando el autor cordobés se embarca en “rescates emotivos de visitas memorables”, como las de Divididos o de Ratones Paranoicos. Pintando su aldea con rasgos particulares como la fisonomía de una lomitería en la que Charly García dejó estampada su firma o relatando la presencia recurrente de personajes rockeros locales (los Proceso a Ricutti aquí y allá…), Carranza logra transmitir un sentir de época canalizado a través del tiempo, con reconstrucciones corales y detalles de color que trasladan al lector a una pequeña ciudad de provincia en algún momento de los años 1980 o 1990 (incluidas algunas fotos inéditas del show de “los Beatles argentinos”). SIGUE ABAJO

Ese registro se potencia sobre todo en la segunda mitad del libro, cuando los informes temáticos dejan su lugar a artículos más ligados a Río Tercero y a algunos de sus habitantes ilustres en materia musical. Desde el recuerdo del guitarrista Luis Amaya hasta Marian Pellegrino y sus proyectos en pandemia, pasando por retazos de actualidad pasada de artistas de diferentes generaciones, como Los Mecánicos, Hipnótica, El Viajante o NAUEL. Precisamente, una heterogeneidad que confirma la premisa del título y el valor en términos de acervo cultural que representa el trabajo de Carranza que se celebra en este libro.

Un comentario en “El rock vivido desde el interior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *