El IMC creó un “aula virtual” para dictar sus clases en directo a través de de manera virtual

El Instituto Marcelino Champagnat implementó una plataforma informática, igual a la que usan las universidades para dictar sus carreras a distancia, a través de la cual está dictando sus clases en directo en todo el nivel secundario.
A través de ese sistema creó lo que denominó “Aula Virtual”, que le permite a los estudiantes de los ciclos básico y orientado mantener el día y horario de dictado de sus materias, solo que ahora las cursan desde sus casas.
Incluso el programa permite tomar asistencia, por lo que el profesor, que también dicta la clase desde su casa, en el mismo horario que si lo hiciera de modo presencial, sabe qué cantidad de alumnos están en su clase.
“El 10 de marzo comenzamos a ver que las clases se podían suspender (se suspendieron el 16 de marzo). Tuvimos una reacción temprana y preparamos las computadoras de los profesores por si tenían que dictar clases a distancia”, comentó a este Diario el director de ese instituto, José Giménez.
Cuando las clases aún no estaban suspendidas se hizo una prueba dentro del establecimiento educativo y el resultado fue exitoso.
Lo mismo sucedió días después, cuando cada profesor dictó su clase desde su casa y los alumnos las siguieron desde las suyas.
“Creemos que hemos implementado algo que es único en la provincia”, comentaron desde ese Instituto.
Todas las clases quedan guardadas en el sistema, por lo que los estudiantes pueden verlas nuevamente si lo necesitaran y encontrar también la tarea, recursos audiovisuales y archivos.
“Los docentes nos comentaron que los chicos están muy comprometidos, que demuestran entusiasmo y cumplen con la entrega de la tarea”, comentó Giménez.
“Esto nos hace ver que el mundo en el que ellos se mueven es éste, el virtual, es su estilo cultural de relacionarse”, dijo el director del instituto educativo.
Las clases de educación física también son virtuales, con contenido teórico y también rutinas de ejercicios.
Giménez contó que se invitó a los padres de todos los estudiantes (son 240 familias) y participaron 200 personas. “Fue una reunión muy emotiva. Los papás nos agradecieron, valoraron lo que hacemos y nos dieron su apoyo. Vivimos un momento muy fuerte de mucha unión y de mucho optimismo”, comentó Giménez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *