Dos riotercerenses llevan tres semanas varados en Bélgica

Conrado Figari Vechio y Adrian Lo Valvo

Dos jóvenes riotercerenses de 26 años, que salieron a principios de marzo de la Argentina con la ilusión de recorrer unos 20 países de Europa, en el marco de un viaje de especialización profesional, quedaron varados el Bélgica, donde se encuentran desde hace tres semanas y tramitando la posibilidad de regresar al país.
Afortunadamente se encuentran muy bien en el lugar que le asignaron las autoridades de la ciudad de Gante (260.000 habitantes), donde están junto con otros 38 argentinos que forman parte de la delegación de 60 personas que emprendió ese viaje.
Así lo contó a Diario Río Tercero Conrado Figari Vechio, recientemente recibido de ingeniero electrónico en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Con él se encuentra el también riotercerense Adrián Lo Valvo, quien está próximo a graduarse de ingeniero.
Ambos viajaron al Viejo Continente a través de la Asociación de Vocacional de Estudiantes e Ingenieros Tecnológicos (Aveit) de la Universidad Tecnológica Nacional, que todos los años realiza este viaje para ingenieros y estudiantes avanzados de las carreras de ingeniería.
La delegación está conformada por 60 personas, que viajan en 10 autocaravanas (motorhomes), de las cuales 20 quedaron varadas en Inglaterra.
El viaje, que se planifica desde el primer año de la carrera, iba a durar unos cuatro meses. Lo que debía ser un organizado recorrido de unos 14.000 kilómetros visitando importantes empresas reconocidas a nivel mundial, como Volkswagen, Fiat, Branca, Siemens y Bayer, entre otras, se terminó convirtiendo en un incierto y apresurado viaje esquivando fronteras que se iban cerrando.
Los riotercerenses partieron el 6 de marzo con rumbo a Barcelona para llegar al día siguiente y cinco días después iniciar el recorrido por Europa. El mismo día en que llegaron a Europa, en la Argentina fallecía la primera persona por Covid-19, un virus que hasta ese entonces había golpeado fuerte en China e Italia.
“Cuando llegamos a España estalló todo”, contó Conrado. “Tuvimos que salir rápido de Barcelona porque ya se hablaba de que España iba a cerrar su frontera”, relató. Cruzaron a Francia y ahí se encontraron con la misma noticia. Entonces decidieron ir al Reino Unido, que no iba a cerrar sus fronteras. Tres autocaravanas avanzaron más rápido y lograron embarcar en ferry. Los siete que llegaron más tarde no pudieron porque la isla de Gran Bretaña decidió impedir los ingresos en ese momento. Entonces viajaron hacia Bélgica, donde ya no pudieron avanzar más.
Las autoridades de Gante ubicaron al contingente en un parking para los autocaravanas, donde les habilitaron un salón con comedor y baños. Les dieron alimentos, abrigos y todo lo que necesitan para estar cómodos. Todos duermen en esos vehículos que están preparados para esas travesías.
-¿Cómo están?, le preguntó este Diario a Conrado.
-Bien, llegamos a Gante con un estrés muy grande, pero con el paso de los días nos fuimos calmando, sobre todo porque aquí nos están atendiendo muy bien. Nuestro temor era que nos corrieran de Bélgica porque ahí sí que no íbamos a saber qué hacer. De ánimo estamos muy bien. Compartimos mucho tiempo juntos y afortunadamente nadie tiene fiebre ni síntomas.
-¿Qué pueden ver sobre cómo está la gente de Bélgica?
-Hay temor, pero están tranquilos. Lo único que se ve es mucha gente haciendo ejercicios. Andan de a dos personas pero respetando una distancia entre ellos.
-¿Qué piensan hacer?
-Algunos tienen decidido esperar y ver qué pasa. Otros quieren volver y guardar los días para el próximo año.
Conrado comentó que a través de la embajada argentina en Bruselas, la capital belga, ubicada a unos 30 kilómetros de Gante, se está tramitando un vuelo para que puedan regresar.
Uno de los inconvenientes es que deben devolver los autocaravanas en Barcelona, por lo que también están analizando alquilar un transporte que pueda llevar esos vehículos hasta la ciudad española y ellos desde Bélgica regresar al país apenas puedan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *