Carta abierta al Gobernador

OPINIÓN: POR EL ABOGADO RODOLFO LEMOS ANGULO

RODOLFO LEMOS ANGULO

Estimado Sr. Gobernador de Córdoba Juan Schiaretti: Escribo estas líneas con la esperanza chiquita de que alguien cercano le transmita respetuosamente, esta inquietud. Es una inquietud pequeña, en medio de la tragedia del Covid-19 que estamos viviendo.
Pero esta pequeña inquietud que le transmito encierra una gran injusticia y además, un error. Porque un tema chico, secundario, insustancial, como es el nombre con el que designaremos en el futuro a un hermoso Hospital Regional en el interior de nuestra Córdoba (Río Tercero), puede transformarse en una triste injusticia para una familia generosa en donaciones (los Marín de Río Tercero). SIGUE ABAJO

Y también en un error, porque otras familias, que tienen la suerte de poder eventualmente realizar donaciones importantes al erario público, cuando miren el destrato (por inadvertencia seguramente) al que un donante es sometido, lo pensarán dos veces antes de donar sus bienes particulares, y nos perjudicamos todos. Porque los bienes del estado, en un sentido amplio, nos pertenecen a todos. Y cinco hectáreas urbanas no se donan todos los días en ninguna ciudad de la Provincia de Córdoba. SIGUE ABAJO

Es irrelevante que la donación fuese realizada al estado municipal y que luego el estado municipal entregue las tierras al estado provincial. Esos tecnicismos embarullan un tema simple, en el que aparece clara la solución en el aforisma romano: justicia es dar a cada uno lo suyo. SIGUE ABAJO

En muchos casos, hacer justicia implica una erogación de dinero, que usualmente el erario provincial no tiene. En este caso, hacer justicia no cuesta dinero: Alberto Marín (donante), a quien aprecio, me contó que sólo pidió tener la satisfacción de que el Hospital Regional Río Tercero, a construirse en las cinco hectáreas por él donadas, llevara el nombre de su padre ya fallecido, Rafael Marín (buen padre de familia y también un donante generoso en sus años). SIGUE ABAJO

De palabra, recibió la conformidad verbal del ministro de Salud de la Provincia, de aquel momento. Hace pocos días leí que el Hospital Regional se llamará Brigadier Bustos. El Gobernador Brigadier Bustos (1820 – 1829) es uno de los cinco gobernadores que gobernó por más tiempo nuestra Provincia, en 200 años (los otros cuatro con este enorme honor son López Quebracho, Angeloz, De la Sota y usted Señor Gobernador). SIGUE ABAJO

Bustos es recordado como un hombre moderado y justo con todos (federales y unitarios). En tiempos de democracia, es indudable que muchos cordobeses se han sentido felices y tratados con justicia y moderación bajo su mandato, Señor Gobernador, y lo siguen votando repetida y mayoritariamente. Es manifiesto su deseo de tomar como modelo a ese gran Gobernador, el Brigadier Bustos. Es un buen modelo. Quizás el mejor homenaje al Brigadier Bustos sea cumplir esa promesa verbal. SIGUE ABAJO

Y, debo decirlo: aún como acto inteligente y de buen gobierno, un homenaje a una familia de donantes generosos es un buen incentivo para otras familias cordobesas, que pueden también hacer estos extraordinarios aportes y donaciones, y un botón de muestra de un estilo de gobierno justo y moderado con todos (adherentes y opositores). Con el estilo propio del Brigadier Bustos, hombre de bien, buen ejemplo de inteligencia, moderación y justicia. Aprovecho esta oportunidad para saludarle con atenta consideración.

Rodolfo Lemos Angulo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *