Carne vacuna: el consumo llegó al nivel más bajo de la historia

En los primeros cinco meses del año, el consumo de carne vacuna en la Argentina fue, en términos anualizados de 45,3 kilos por habitante, el más bajo de la historia “desde que existen estadísticas para la Cadena”, dice un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea. SIGUE ABAJO

El trabajo, del economista Nicolás Torre precisa además que en el segundo trimestre del año la industria frigorífica tuvo una fortísima reducción, del 11,2% del nivel de faena. SIGUE ABAJO

“En una mirada regional, considerando la faena acumulada para 2021, se observa una desmejora significativa de la actividad para la industria frigorífica ubicada en el interior del país: Córdoba, Cuyo, Santa Fe”, dice el documento, elaborado en base a información de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación. SIGUE ABAJO

Torre señala además que las causas de la actual situación podían entreverse ya en 2020, cuando se perdieron 560.000 vacas-vientre, lo que se tradujo en un factor alcista de la hacienda durante los últimos trimestres, y por consiguiente de la carne bovina al mostrador (+75% mayo/mayo)”. SIGUE ABAJO

En ese período, añade, “el salario apenas ha subido un 38%, lo que se tradujo en una marcada caída del consumo per cápita de carne bovina, estimado en 45,3 kilos por habitante para primeros 5 meses de 2021″. SIGUE ABAJO

Las cambiantes políticas sectoriales para la cadena bovina, como el cierre y la posterior apertura parcial (al 50%) de las exportaciones están detrás de la caída del consumo y de la producción, que para los primeros cinco meses del año se tradujo en una reducción del 5,6% en el nivel de faena. SIGUE ABAJO

Entre mayo de 2020 y mayo de este año la carne bovina destinada al mercado interno aumentó de un precio promedio de $ 385 a $ 673 el kilo, considerando 6 cortes bovinos: asado, bife angosto, carne picada, cuadril, nalga y paleta. SIGUE ABAJO

Según las estadísticas oficiales, en el mismo período el salario promedio registrado aumentó 38%, de $ 57.200 a $ 79.000, que permite comprar unos 117 kilos del precio promedio de los seis cortes considerados, contra 149 kilos que se podían adquirir hace un año. De este modo, la pérdida de poder adquisitivo en kilogramos fue de 21%, precisa el análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *