Alberto Martino saludó con la “V” justicialista y generó enojos, indiferencia y especulaciones

En su carácter de funcionario provincial, Alberto Martino participó el viernes de un acto del Gobierno de Córdoba en esta ciudad y en un momento tuvo un gesto que no pasó desapercibido. SIGUE ABAJO

Como idea repentina se le ocurrió posar para una foto que le tomó la producción del programa radial “Las moscas no pagan peaje” haciendo con sus dedos la “V” de Victoria, gesto que identifica a los simpatizantes justicialistas. SIGUE ABAJO

La publicación de esa foto generó enojos, indiferencia, especulaciones políticas e intrigas.
-¿Avisó Martino con esa ocurrencia que en 2023 será candidato por el justicialismo en esta ciudad?
-Hoy la respuesta es no. Martino se alejó del radicalismo y trabaja dentro de un proyecto provincial de signo justicialista, pero de eso a ser candidato a intendente por el peronismo, hay un giro por ahora impensado. Y de haberlo hecho con esa intención, sería un tanto torpe desde el punto de vista político. SIGUE ABAJO

Martino adhirió al schiarettismo antes de dejar de ser intendente en 2019 y cuando ya no podía repetir en ese cargo. En esta ciudad pareció que Schiaretti le abría la puerta grande de Hacemos por Córdoba cuando lo nombró en la Agencia Córdoba Deportes, sin embargo, con el pasar de los meses se comenzó a ver que Martino está lejos de las primeras líneas del Gobierno. Su permanencia en el gabinete puede o no estar agotada, lo que no tiene es proyección. SIGUE ABAJO

“Yo hago política”, es la frase que siempre repite Martino. Entonces, ¿cuánto más tiempo puede estar el exintendente dentro del Gobierno provincial sin aburrirse por no poder hacer política a su gusto? SIGUE ABAJO

-¿Cómo volverá Martino a la política local en 2023? No lo hará dentro del radicalismo. Sí podría hacerlo dentro de un frente, que hasta podría ser Hacemos por Río Tercero, convocando a justicialistas, independientes y a radicales también. SIGUE ABAJO

¿Enfrentaría Martino a Ferrer postulándose por otro partido?
Hoy la respuesta es no. El exintendente dice que no competiría nunca en las urnas con su amigo Marcos. Si el actual intendente decide postularse para ser reelegido, como es un objetivo, Martino no ingresaría en la carrera electoral local para el 2023. SIGUE ABAJO

-¿Cuál fue el sentido de la foto que se sacó? Quienes lo conocen no se lo explican. “Fue una broma que solo le sirvió para ponerse a más gente en contra”, dicen algunos radicales. Cuentan que Martino, alguna que otra vez, delante de varios justicialistas con los que comparte el gobierno subió un dedo más que dedos, haciendo el tres que identifica al radicalismo. “Y bueno, entonces lo que hizo fue una más de las boludeces que suele hacer el Flaco sin dimensionar lo que genera”, interpretaron desde el Municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *